El protagonismo de los recursos humanos, esencial para el éxito en la empresa.

“El mundo del trabajo está cambiando a un ritmo vertiginoso y eso genera grandes desafíos para las organizaciones, en un contexto en el que los millennials y los Z toman mayor protagonismo al imponer nuevas tendencias y paradigmas laborales, más alineados con sus creencias y expectativas”, sintetiza Mariano Gewerc, Gerente Regional Centro Cuyo de Randstad Argentina.

En ese marco, existe una marcada disposición en las organizaciones a hacer más amigables los ámbitos laborales. “Hay una mayor conciencia social sobre sustentabilidad y cuestiones vinculadas al impacto social de los negocios, donde el tema de la equidad de género, inclusión y diversidad van ganando terreno”, destaca Gewerc. La preferencia es marcada: “se busca lograr desempeños exitosos en ambientes de trabajo cada vez más saludables, positivos y humanos. Esto implica que las organizaciones tienden a  interpretar a las personas como la posibilidad de diferenciación y como su mayor capital”, sintetiza Patricia Cerutti, Gerente de Comunicación Institucional y Marketing de Consultores de Empresas.
El área de recursos humanos enfrenta también la necesidad de gestionar la convivencia intergeneracional. “Los conflictos en el ambiente de trabajo se inician por distintas percepciones sobre lo que es correcto y lo que no. Tiene su raíz en la percepción distinta que tienen los mayores y los más jóvenes sobre lo que implica el lugar de trabajo”, explica Gewerc.

En cuanto al clima laboral que priorizan los empleados en las empresas, Martín Poncio, director de la consultora que lleva su nombre, sintetiza: “Responsabilidad, justicia y equidad”. Mientras, los empleadores le dan relevancia a dos grandes variables que se convierten en aspectos claves en los momentos complejos: “La experiencia para poder sortear todos los desafíos que estos tiempos les imprimen a las organizaciones y la valoración actitudinal de un equipo que no se frustre, que soporte los vaivenes del mercado, que sean verdaderas usinas de crear e innovar”, evalúa Poncio.

Entre los aspectos que más impactan se encuentra la competitividad por el capital humano. “En un contexto local en el que se espera que aumente la movilidad laboral, las organizaciones deben fortalecer su propuesta de valor y su marca empleadora para mejorar su nivel de atracción y retener el talento”, comenta Gewerc.

Los RR.HH. más buscados

¿Cuáles son los perfiles más demandados en Córdoba? “Hemos visto en Córdoba un alto crecimiento de la demanda de mandos medios en distintos sectores de  producción y de servicios”. A su vez, “los ámbitos con mayor demanda laboral en Córdoba están relacionados con comunicaciones, atención en call center, servicios y operarios especializados”, detalla Cerutti.

Dentro del sector industrial, Poncio comenta que han empezado a tomar algunos pedidos para proveedores de automotrices. “Se están preparando para dar un salto. En este sector, los perfiles de ingeniería son los más buscados”, subraya Gewerc. Según datos de su consultora, los vendedores de servicios, repositores y preventistas son otros de los perfiles solicitados. Dentro de las “figuritas difíciles”, siguen en el top de la lista los profesionales relacionados a  IT.

Demanda laboral cordobesa, en crecimiento

La demanda de RR.HH. tiene una previsión positiva. El Índice de Demanda Laboral (IDL) de enero aumentó 16,1 por ciento mensual en el registro con estacionalidad, mientras que subió 10,6 por ciento desestacionalizado.

El “termómetro propio” de las consultoras del ámbito confirma la tendencia: “En  Córdoba venimos con un crecimiento sostenido de la demanda de personal desde octubre del año pasado. Mínimo, pero sostenido. Y lo vemos como tendencia”, adelanta Gewerc. Además, agrega: “considerando algunas perspectivas de nuestros clientes, entre marzo y abril tienen planificado  incrementar sus dotaciones de personal”.