-¿Cuáles considera que son las principales problemáticas educativas de la actualidad?

-Hay dos problemas que urgen. Primero, una deuda social fundamental en Argentina cuando la educación media es la base para desenvolverse laboralmente: de cada 100 alumnos que han comenzado la educación media sólo lo completan el 40%, según el último censo.

Otro problema es la  gran desigualdad social en la distribución del conocimiento: los más pobres tienen, en promedio, siete años de educación, mientras que el 25% de ingresos más alto ha recibido prácticamente el doble.

-¿Qué consecuencia tiene esto en el contexto productivo del país?

-Si no se fomenta un cambio cultural y educativo a partir de estas problemáticas no habrá fuerza laboral con impacto innovador en la sociedad. Pero tampoco hay que perder de vista que uno forma personas, no trabajadores. Hay una definición que es la mejor respuesta: “Educar a una persona es ayudarla a aprender a ser lo que es capaz de ser”.

– ¿El sector educativo está capacitando a las personas para ese objetivo?

– Esto se está perdiendo de vista y  la educación está más ligada a una función utilitaria. No hay que perder de vista que lo importante es formar estructuras mentales que después permitan ejecutar cualquier tipo de desarrollo, incluyendo el laboral.

COMPARTIR
Sol Aguirre
Lic. en Comunicación Social. Redacción en Punto a Punto. Tw: @sol_aguirre Mail: solaguirre@papcordoba.com Cel: 351 156859453